Hola a todos y bienvenidos a mi blog

Hola a todos. Con este blog voy a intentar ayudar a todos aquellos y aquellas que estáis aprendiendo español a hablarlo con más soltura mientras que aprendéis algunas recetas de cocina típicamente españolas. Son recetas que aprendí de mi abuela Lucía y mi madre María Luisa. Dos madrileñas muy "castizas" y con gran personalidad. Este blog también es un homenaje hacia ellas.
Serán recetas sencillas, con ingredientes básicos y que hasta el más inexperto podrá cocinarlas y disfrutar de una buena comida. Además ayudaré a cuidar vuestra línea y mejorar vuestra salud con recetas de la dieta mediterránea. Así que... BUEN PROVECHO

sábado, 15 de marzo de 2014

POLLO EN PEPITORIA

Hola "cocinillas" bienvenidos a la cocina de Laura. Yo soy Laura y ésta es mi cocina. Hoy vamos a cocinar pollo en pepitoria.
Los ingredientes que necesitamos son:
- un pollo bastante grande que esté troceado
- un huevo dura
- una cucharadita de harina
- un poquito de perejil picado
- dos dientes de ajo
- una hoja de laurel
- una cebolla
- unas hebras de azafrán
- un poco de aceite de oliva
- como medio litro de agua
- unos piñones
- y un vasito de vino blanco seco.
En un fuego que esté flojito, vamos a poner una sartén con un poquito de aceite, que tiene como véis un poquito más de lo que es el culo de la sartén, y cuando esté caliente sofreiremos un poquito el pollo. Si no nos cabe todo el pollo en la sartén de una sola vez. pues esperamos y lo hacemos en varias tandas. Solo ponemos el pollo suficiente que cubra el fondo de la sartén. y lo dejamos que se vaya dorando un poquito. Ahora en seguida le daremos la vuelta. Cuando han pasado cuatro o cinco minutitos les vamos dando la vuelta para que se vaya sellando un poquito por el otro lado. Como ya os he dicho, el fuego tiene que ser un fuego flojito. Y ahora ya que han pasado tres o cuatro minutitos y el pollo se ha sellado por los dos lados, lo sacamos a una cacerola grande en la que nos quepa todo el pollo. Y seguimos friendo la segunda tanda. En este mismo aceite echamos la cebolla y el ajo, que como véis hemos picado muy picadito con ayuda de un rallador. Cuando la cebolla empieza a coger ya un color transparente, añadimos la cucharada de harina y le damos unas cuantas vueltecitas para que la harina no sepa a crudo. Y después de un par de minutillos cuando el harina ya ha perdido el sabor a harina cruda,  lo que vamos a echar es el agua y esperamos a que rompa a hervir. Cuando el agua está hirviendo, vertemos todo el contenido de la sartén en la cacerola donde tenemos el pollo, y ponemos esta cacerola en el fuego, lo tapamos y dejamos que cueza durante al menos media hora. Mientras que el pollo está hirviendo, preparamos una majada con la yema del huevo duro, la trocamos así un poquito, echamos unas cuantas hebras de azafrán, y lo machacamos con el mortero. Y a esta majadita le echamos la copa de vino blanco. Cuando el pollo lleva cociendo media hora, es el momento en el que vamos a añadir la majada que hemos hecho con la yema de huevo, el vino blanco y el azafrán, y lo dejamos todo cocer otros 15 minutos más. Echamos también un poquito de perejil picado, que o bien lo ponemos ahora o bien lo hemos podido machacar con la yema de huevo y el azafrán. Y como ya os he dicho, que cueza durante 15 minutos más. Y ahora que han pasado otros 15 minutos más de cocción añadimos la clara de huevo que hemos picado así en trocitos pequeños y echamos un puñado de piñones y lo dejamos todo cocer durante otros 10 minutos más y este plato estará listo. Este guiso, como la mayoría de los guisos, está mucho más rico de un día para otro. Así que nada "cocinillas" echando aquí estos piñoncitos y dándole una vuelta al pollo me despido como siempre, y nada, que si os ha gustado mi receta pues me dais un "like" y ya sabéis que en mi canal podéis encontrar otras recetas también muy ricas, así que suscribiros si no lo habéis hecho todavía, que es gratis, y como siempre os digo BUEN PROVECHO

No hay comentarios:

Publicar un comentario